Endless Poem
Igor Sergei Klinki


Please, don't make me look like a joke!
Marilyn Monroe


hambrienta como un mendigo hambriento
una sombra nueva
desconocida
se ofrece, no sin lujuria
a acompañarme en estos días

inciertas alas intactas
nocturnas
que mis sentidos entregan cansados
a la voracidad del silencio
extinguen la chispa de lo que debió llegar a resplandor

el sueño americano acaricia Bagdad
quizás por última vez
con el recuerdo de los vientos de la muerte de Khadafi
y la guerra santa de Khomeini en sus misiles
las tropas van al golfo
a buscar la revancha de Saigón

un pensamiento estroboscópico
congela en el mismo tablero
a Bobby y a Spasski veinte años después

en la aldea de My Lay
nadie recuerda a William Colley
y aquella antigua sangre
pinta de negro las paredes donde
Marilyn y el Che se confunden en un poster

un chiquito dispara con su honda
un trozo del muro de Berlín

a mi lado Silvia Filler cae
lenta como la lluvia
con un signo de interrogación sobre la frente

la incertidumbre da verdades verdes
trastoca los corceles de los héroes
en matungos grotescos y cansados

Jack, un perro,
se masticó a su amito de dos años
"no parecía malo, seguramente fue por celos"
dice la madre del amito de Jack
con su hijo durmiendo el último sueño
en sus brazos
Jack mueve la cola como todo perro bueno

un dedo de mármol cae desde el pie del David
hacia el arte interminable

los judíos empacan sus maletas
los palestinos también
el muro cae
el odio queda

no son las ideologías las que mueren,
somos nosotros

a veces
las guerras las inician los poetas
hartos del odio permanente
de las verdades sospechosas
de la vida lineal y continua
del aire cargado de incienso y de miseria

en los altos del Golam un niño árabe sueña
que Mahoma lo escucha y lo contempla

a la diestra de Jehová
Hitler bebe un vino generoso

¿quién se pondrá estos zapatos?
madre,
no son de un muchacho muerto
ni los somalíes ni los muertos
usan zapatos
estos son nuevos
apenas un poco de polvo
de la Big Apple

Ronnie, Maggie, Poppy y Ali
por el amor de Jodie Foster
yo puedo matar al mal actor

is this St. Mark's square?
I came here to kill the Pope
un largo viaje
un viaje muy largo
como de setecientos años

a través del dolor
un cuchillo pasa
dibujando horizontes
en el silencio

lejano y triste cuerpo tuyo
quebrado por el amor
donde el rencor no pudo

el vuelo de una golondrina muerta
aviva el rojo de la tarde
y el mar borra el olvido

¿qué serpiente se desespera
en tu alborotada carne?
el aire es delicado donde estos pájaros medran
y un rey muere
y un asesino es juez

sobre los gritos de los que no se resignan a morir
se derrumba una y otra vez
un pesada muralla de silencio

demasiado pronto despertamos del sueño del amor

¿viste la lava caer por las faldas del Etna?
río de sol líquido devorando todo a su paso
buscando el equilibrio y el centro

¿cuántos años son veinte años?

yo te busco como entonces
-aunque sé que ya no estás-
para que mi angustia tenga nombre de mujer

triste fuego el que ya no quema
triste sangre la del que perdona
porque no tiene más remedio

esto es Argentina
el país desaparecido
donde lo único que aparece
es la vergŁenza
o de vez en cuando
el hijo de puta de Astiz
en alguna playa
pensando que una mujer embarazada
es más fácil de reducir que un gurka
(¿qué pasa con este chico que le caía tan bien a los ingleses?)

con la sangre de los chicos de Malvinas
lavaron la sangre de los desaparecidos
y las islas son más Falkland que antes
¿qué soberanía defendían nuestras fuerzas armadas?

muy lamentable que la justicia
tenga tan poco que ver con la lógica modal
y la geometría plana

la sombra del adiós
está impresa en la primera mirada

quiero decir amor
serena, dócilmente
como digo puta qué carajo
pero algo se ha ido de mí
y en una sola noche
tumbado sobre los cuerpos abiertos
a 36º C y en descenso
que apenas segundos antes
me hablaban de Sartre y del amor
vi todas las lunas
sobre un horizonte lejano
y nadie las pisaba

ni tu voz
ni el viento
pueden atravesar la pared que me separa del afecto

lo único que debes ganar en esta vida es el amor
decía Byron
porque todo lo demás puede robarse
pero hoy el amor ya no se gana ni se pierde
se alquila en los shopping center o por teléfono
y se paga con cualquier tarjeta de crédito

no se puede caminar por las calles
las cornisas caen con jubilados
en alguna esquina llueve
la muerte pasa cantando
alguna hermosa canción

pasan años y años y años
y todo cambia para seguir igual

en Londres el IRA recuerda
once muertos en Enniskillen
long time ago
y hace desaparecer un edificio
de la city
el sol se pone y los muertos combaten

tus muslos brillan bajo la luna
una risa fácil dispara sueños en la noche
lejos
el agua tiene sed
y bebe nuestra sombra

y a nuestras caricias
y a nuestro amor
¿quién les explicará que todo lo que se usa termina por romperse?

algo en mí
se quiebra tiernamente
con el sonido del agua en las maderas de un muelle desierto
ya know what I mean?

el cielo late como un corazón agonizante
y tanto azul cruje sobre tu piel
y tanta furia
que las aves despiertan de pronto
y huyen graznando

una lámpara
con una lámpara edificaré
en la oscuridad
paciente
lentamente
el nuevo disfraz que me contenga
y por un puente de papel
tendido por la noche llegaré a tu lado
para susurrarte mi última payasada

¿qué otra soledad intentará tu piel?

la maldición de Tecumseh
estuvo a punto de cumplirse
pero el propio pie dejó la casa

el este se derrumba
sobre su cabeza
pero Bobby sigue aferrado al tablero
defendiendo su título
casi como aquel japonés
de Iwojima

aquí está Benjamin Franklin
el científico más amado de estos días
sonriendo enigmáticamente a través de su ventanita ovalada

Kennedy sigue muriendo
en el film de Zapruder
para demostrarle a Norteamérica
que la violencia no respeta
el one way system

pasamos la noche boca arriba
río abajo
el sol se multiplica en tu piel mojada
y un confuso
distante aroma de infancia
me parte el corazón en dos mitades
sorprendentemente iguales
desde tu pelo el agua cae sobre mis hombros
y es inútil llorar
o reír o decir algo

no existe otra cosa que no sea este momento en el que estamos

destino te acercas
lo veo en el zafiro de tus ojos
en el espanto de tus labios
en la incertidumbre de tus besos

la memoria de lo que perdemos
es definitivamente inoportuna
la vida cambia de sentido en un instante
y se aprende a convivir con el dolor
a esperar lo inesperado

dentro del carozo
otro infinito aguarda

el papa
absolvió a Galileo Galilei
(he ahí la clase de indultos necesarios)
pero hoy tiene sida
y ya no fornica ni se masturba

todos los ritos se cumplen
en cualquier calendario

las religiones no existen
los dioses sí

más que nunca
en las tardes frías de invierno
las prostitutas necesitan amor
y los paranoicos, enemigos

lo único vivo es la confusión
y el teatro

dos inglesitos mataron
un tercer inglesito
y las madres se horrorizan
de los monstruos que engendran
y el chico A y el chico B
sólo querían un poco de diversión
un poco de alegría entre tanta miseria
y anuncios de bebidas y mujeres fáciles
y droga y desocupación
yo no lo maté dice el chico B
solamente le di un golpe con un hierro
una sola de las cuarentidós heridas
del inglesito muerto
y el inglesito A
llora y mira a su mamá
que también llora
y dice que tampoco lo mató
que el niño C en realidad se descompuso
porque no le cayeron bien las golosinas

¿qué pasa con mi verdadero amor
que no resiste el paso de lo platónico a lo carnal?
presiento que la felicidad no está entre tus piernas
pero al menos dejame buscarla

todo lo que necesito es que estés a mi lado
con un poco de noche en tu mirada
con un poco de lluvia en tu cara
enséñale a tu amor a ser valiente
y a reír a tu dolor

en Sarajevo juegan a la guerra
para matar el tiempo
y violar muchachas
sobre los cadáveres de los niños
(no hay nada más muerto que un niño muerto)
muertos por el fuego de morteros
mientras jugaban a la vida
en medio de la muerte

esto es la vida
universo unidireccional
que transitamos a veces sin demasiada convicción
(I touched her thigh and death smiled)
creo en el futuro
que siempre me esperó sonriente
al pie de cada noche

y mientras yo busco tus pechos
bajo tu ropa
bajo tus peros
pobladores de Los Ángeles aterrorizados
por el terremoto de la víspera
(¿cuánto falta para el Big One?)
caminan como hormigas perdidas
por las autopistas destruídas
huyendo del equilibrio ecológico
huyendo de la falla de San Andrés
huyendo de Santo Tomás

la tierra no me pertenece
yo pertenezco a ella
como la lluvia al mar
como el amor al coito

vuelven los '60
vuelven las corporaciones
la yerba
los japoneses
los coreanos
Elvis, Led Zeppelin y el licuado de banana
los happenings
los homosexuales y el ácido
el amor libre
Woodstock
y la quema de negros en Sudáfrica

a través de la lluvia y la polución
del smog
las aguas contaminadas y las ballenas tristes
el sueño ecologista yace en el fondo del mar
junto a los restos del Rainbow Warrior

las computadoras procesan nuestra mente
hacen estadísticas obscenas con nuestro sufrimiento
¿viste un bit alguna vez?

ojos de niña negra
tendiéndome una flor de papel
y una sonrisa por nada
desde sus dientes blancos
perfectos
por el placer de sonreir
de estar
de ser

amanecían los incas y los aztecas
con oro y peyote
hablando con sus dioses
y nosotros
huérfanos de la conquista
inmigrantes del odio
¿qué tenemos para subir?
¿qué para saber?
¿debajo de qué estábamos para que Colón nos descubriera?

los hijos de unos
se levantan en Chiapas
contra los hijos de otros
para repetir una historia
que no debió haber sido
(pobre México tan cerca de Dios)

todo el fuego que los imperios encienden
no evitan que su gente muera de frío cuando llega el invierno

la indiferencia destruye mucho más que las drogas y el napalm

tus manos conocen mi cuerpo
y una sola caricia tuya
en la mitad de la noche
escribe mi poema mejor

acaban de matar a Pablo Escobar Gaviría
para ejercitar los beneficios del monopolio
los liberales inauguran el stalinismo de mercado
y la miseria nos olfatea el sexo como un perro vagabundo

¿qué parábola describe la piedra de la muerte
cuando está pronta a impactar sobre la frente
de una chiquita que viaja en tren
y piensa que es un día muy lindo
porque el sol brilla como nunca?

somos y valemos lo que hay en nuestros bolsillos
el dinero responde a ecuaciones de magnitudes muy otras
que la regulación de la sequía
la oscilación de los planetas e idearios
la humedad de la bruma y las vaginas

trenes y locomotoras humeantes
cargados de réplicas exactas de adolescentes
arrojan embarazadas a las vías

en el día de las damas en Berlín
skinheads graban una esvástica
en la frente de una muchacha paralítica con una navaja
y patean el vientre de una negra
para interrumpir el ciclo de la reproducción
y creen ser violentos y despiadados
y serán víctimas de personajes gorditos
que sin haber visto en su vida una navaja
ocupados en invadir países para incrementar sus fortunas
les darán clases de crueldad y de violencia
y Alemania,
como siempre,
pagará el precio de su soberbia
y de su estupidez
y cuando todo termine
en los campos se pudrirán los skinheads
los arios puros de ojos azules
junto al pene cercenado de John Bobbit
junto a los negros y a los judíos
y a los checos y a los austríacos y a los polacos
y a los turcos y a los conchetos
todos juntos de panza al sol como en un hermoso día de playa
todos pudriéndose
todos excepto los personajes gorditos
de caras ingenuas y sonrisas lánguidas
que contabilizarán sus ganancias 
para comenzar de nuevo

¿qué vamos a ser cuando seamos grandes?

no nos suicidaremos más por nosotros mismos
el establishment se encargará de todo
no más suicidios en privado
no más iniciativa

hoy la revolución es pensar

mientras Claudia Schiffer se pasea
con un versículo del Corán entre las tetas
mientras Salman Rushdie desayuna preocupado
una vez más
yo he visto sonreir a los cadáveres
y a los enamorados
y a los tontos
y a los predicadores
con la misma sonrisa
y sé que todos los caminos conducen a la muerte
pero elijo este
por ser el más misterioso
el menos amargo
y porque además
es el mío

hijo
no confundas camino y caminante
give every man thine ear but few thy voice
y permití que te estafen
pero
del otro lado del silencio

punto

 


Composición libre

Versificación

Rimas originales

Reparación de escritura

Máquinas de escribir

Poesía seria

Versos sultánicos

Consultas teológicas

Adivinación

Poesía caliente